El Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA) inició su labores en el año 1983 al principio como una seccional de mujeres del Centro Cultural Dominico Haitiano (CCDH), la cual se dedicaba a enfocar y visibilizar las necesidades especifica de las mujeres bateyanas a través de programas de salud, derechos humanos, derechos de la mujer, asistencia legal, genero entre otros temas de interés.

Desde sus inicios la organización proyectaba una visión diferente sobre las mujeres dominico haitiana y migrantes haitianas donde se visibilizaba la realidad de ella y contextualizaba el tema en los espacios públicos. En el año 1992 MUDHA se independiza de (CCDH) para emprender nuevos retos y acciones como organización independiente, en esta misma fecha realizan su segunda asamblea ordinaria en la cual nombra a Solain Pie (Sonia Pierre) Directora General de la Institución y adquieren la primera oficina donde funcionaria la institución, esta ubicada en el Ensanches Luperon, Municipio de Santo Domingo.

En esta nueva etapa de la organización, se continúa con la misma línea de trabajo en esta ocasión ampliando su cobertura a treinta (30) comunidades bateyanas de la República Dominicana donde llegaba diferente programa de la organización. En el 1994 MUDHA realiza el primer seminario internacional el cual tenia el objetivo de promover los derechos humanos de las mujeres, para los años 1995-1997 la organización inicio un proceso de consultaría con el CID el cual trabajaría en el fortalecimiento de la institución.

A partir de este proceso se sugirió a la institución reducir su campo de acción (de treinta comunidades ahora solo se trabajaría 15 bateyes) esto podría garantizar un impacto real en la comunidades. Durante todo este periodo la organización y su vocera principal y directora ejecutiva se mantuvieron denunciado y visibilizando las situaciones de ilegalidad, inseguridad y violación de derechos que vivía la población. Para el 1997 la organización lleva su primer caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CCDH)

En el 1998 realiza por segunda vez el seminario internacional el cual a partir de la fecha se ha convertido en una tradición anual.

Para el año 2002 la organización fue nominada para el premio UNESCO de educación para los derechos humanos

En el 2003 es reconocida y galardona la institución en nombre de su directora la señora Solain Pie (Sonia Pierre) con el galardón para los derechos humanos Ginetta Sagan Fund Award de amnistia Interancional.

En el año 2004 conjuntamente con otras organizaciones de la sociedad civil interpone a la suprema un recurso de inconstitucionalidad sobre la ley de migración (285-04), por tener artículos que violan derechos esenciales y acuerdos internacionales firmados y ratificados en el país.

Para el 2005 la Corte Interamericana de Derechos Humanos da causa gananciosa al proceso llevado por la organización sobre el tema de la nacionalidad (caso Jean y Bosico) convirtiéndose ésta en la primera jurisprudencia nacional e internacional sobre nacionalidad. En esa misma fecha la Suprema Corte de Justicia (SCJ) emite una sentencia sobre el recurso de inconstitucionalidad interpuesto sobre la Ley de migración, la cual fue interpretada como una repuesta a la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En el año 2006 Sonia Pierre recibe el premio Robert F. Kennedy Human Rights Award en reconocimiento a su labor hacia la defensa de las poblaciones más vulnerable.

En el 2007 Sonia Pierre denuncia públicamente ante la prensa nacional e internacional el despojo de actas de nacimiento, cédula de identidad y electoral a dominicanos/as de ascendencia haitiana por el hecho de ser hijos de inmigrantes. Fue la primera vez que se visibilizó la realidad de la resolución 012 y los procesos de desnacionalización administrativa que se viven aún hoy en día.

En el 2007 Sonia Pierre, directora de MUDHA, es elegida como una de la 100 mujeres que participaría en la exposición fotográfica patrocinada por MERCASID. Dicha exposición titulada “Mujer”, resaltaba la labor de 100 mujeres de diferentes estratos sociales del país a través de una propuesta multidisciplinaria.

En los año 2008-2009 la organización mantuvo una campaña permanente de difusión y visibilidad en torno a la exclusión que viven las personas dominicanas de ascendencia haitiana en el país. Gracias a esta campaña otros sectores de la sociedad y organizaciones de la sociedad civil se interesaron por la situación e iniciaron acciones en torno a la problemática.

En el año 2010 Sonia Pierre, como Directora de MUDHA, es honrada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos con el International Women of Courage Award (Mujeres de Coraje).

En diciembre del 2011 fallece la líder y coordinadora general de la institución, Sonia Pierre. En la República Dominicana se viveron tres día de duelo por la muerte de la Mujer de Coraje (tal y como se solía nombrar a Sona Pierre). Personalidades nacionales e internacionales expresaron públicamente sus condolencias. También, quienes habían sido adversarios en la lucha por el reconocimiento de los Derechos Humanos de los migrantes y los dominicanos de ascendencia haitiana reconocieron la labor y el esfuerzo realizado por la líder de MUDHA.

En el 2011, por primera vez en la historia, jóvenes dominico haitianos, afectados de la resolución 012 (proceso de desnacionalización) se lanzan a la calle frente a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) a exigir el cese de la políticas discriminatorias en su contra. Esta actividad fue organizada y realizada por la organización en conmemoración de su décima octava campaña “Por el Respeto al Nombre y la Nacionalidad.”

En el 2014, MUDHA recibe el Premio COHABITAR y el Premio de Global Fund for Children, institución de Estados Unidos que apoya a las organizaciones que trabajan en el desarrollo de la infancia alrededor del mundo. Las otras organizaciones premiadas en el mismo año son de Cambodja, Serbia, Estados Unidos, India y Kenya.