LOS BATEYES EN REPÚBLICA DOMINICANA

Los bateyes son comunidades dentro de las plantaciones de caña de azúcar donde habitan los trabajadores de la industria azucarera y sus familiares. Al inicio del siglo XIX la mano de obra de los bateyes era principalmente haitiana, en la actualidad, en los bateyes conviven personas haitianas y dominicanas.

El aislamiento geográfico, las condiciones de pobreza y la discriminación de esta población la convierten en personas con una gran vulnerabilidad al respeto de sus derechos más fundamentales.

Más de 200.000 personas viven en los bateyes en condiciones precarias, con acceso limitado a servicios de salud, educación, electricidad y agua. Por ejemplo, el 83% carece de agua potable, el 48% de los niños y niñas menores de 5 años no poseen acta de nacimiento y el 33% mayores de 16 años no poseen cédula de identidad.

(Fuente: Encuesta sociodemográfica y sobre VIH/SIDA en los bateyes de la República Dominicana 2007.)


ÁREA GEOGRÁFICA DE INTERVENCIÓN

República Dominicana

Los programas de educación, cultura, salud y asistencia legal trabajan en 20 comunidades bateyanas.

En Santo Domingo Este: Mamey
En Santo Domingo Norte: Matamamón, San Joaquín
En Santo Domingo Oeste: Palmarejo, Palavé, Bienvenido, Lechería, Caballona
En Monte Plata: Altagracia, La Pista, Piraco, Juan Sánchez
En Villa Altagracia: Basima, Lechería, Km. 43, Km. 56, Km. 59
En Puerto Plata: Muñoz, Cangrejo, Montellano

Los programas de derechos humanos e incidencia abarcan todo el ámbito estatal.

República de Haití

Los programas de capacitación a mujeres y la casa hogar para niños y niñas se desarrollan en Léogâne: Petit-Goâve, Grand Goâve.


POBLACIÓN A QUIEN NOS DIRIGIMOS

Batey56

 

 

 

 

 

 

 

 
La población destinataria de los programas y proyectos de MUDHA son hombres, mujeres, niñas y niños dominicanos/as, dominicanos/as de ascendencia haitiana y migrantes haitianos/as, que viven en bateyes en condiciones de pobreza y sufren políticas o situaciones discriminatorias.

La población femenina ha sido tradicionalmente y sigue siendo la más vulnerable. Las mujeres de las comunidades bateyanas viven dentro de un círculo de violencia, discriminación y exclusión social.

Es por ello que, desde su fundación, MUDHA trabaja enfocada en reducir las condiciones de desigualdad y violencia estructural que sufren las mujeres en los bateyes.
En Haití el trabajo se dirige principalmente a mujeres, niños y niñas desplazadas por el terremoto del 2010.