El Movimiento de Mujeres Dominico-Haitianas (MUDHA) es una organización no gubernamental sin fines de lucro, con oficinas en Santo Domingo, República Dominicana, y Léogâne, República de Haití. Fue fundada en 1983 por Solían Pie (Sonia Pierre) y un grupo de mujeres dominicanas de ascendencia haitiana residentes en los bateyes del país.

Misión – Mejorar las condiciones de vida de las comunidades vulnerables con énfasis en las mujeres, niños y niñas, mediante la implementación de programas de desarrollo humano incluyendo programas de salud, asistencia legal, derechos civiles y humanos, y educación para las comunidades de ascendencia haitiana.

Visión – En la defensa de los derechos humanos, desarrollando programas y proyectos comunitarios integrales de alta calidad, impulsando la capacidad de autogestión de los grupos comunitarios, con una estructura funcional, un personal capacitado, motivado y comprometido con la misión de la institución.

Liderazgo –  Las cofundadoras de MUDHA – Sonia Pierre, Liliana Dolis y Lecedy Luis – conformaban un equipo de trabajo, donde las decisiones eran y siguen siendo tomadas de manera colectiva y consensuada. En diciembre del 2011 fallece la Sra. Sonia Pierre, directora de la institución, defensora de derechos humanos, y reconocida nacional e internacionalmente por su trabajo. Tras el fallecimiento de la líder y fundadora, la institución pasa a ser coordinada por la señora Liliana Dolis.

Población – Desde su origen MUDHA ha orientado su accionar hacia las comunidades bateyanas. En el trabajo con mujeres, hombres,  niños (as), adolescentes y adultos mayores de ascendencia haitiana, estos a su vez conforman una minoría en el país los cuales tradicionalmente son víctimas de discriminación, racismo y xenofobia.

Metodología de Trabajo –  MUDHA está respaldada por la comunidad que representamos, gracias a su trabajo de base realizado. Se distingue por incidir en las comunidades de una manera estratégicamente única logrando una mística de trabajos diferentes. Incidimos con programas que implementamos en las comunidades a través de: 1) una red de promotoras (es) comunitarias (os) las (os) cuales aseguran nuestra permanencia en la comunidad; 2) un equipo técnico que además de orientar y conducir los procesos, ejecuta las estrategias definidas para el trabajo; y (3) la coordinación con organizaciones comunitarias y otras entidades que trabajan en las mismas áreas.

Dentro del trabajo de formación y sensibilización, desarrollamos una metodología  nombrada EVhA – donde Escuchamos, Vemos, y HAcemos –  con la cual hemos logrado cambios de actitudes y comportamientos comunitarios.  Estratégicamente hemos empoderado y capacitado a jóvenes para trabajar con niñas, niños y adolescentes para incidir en esta población a temprana edad.